5 estrategias para trabajar de manera sistemática en tu bodega

Aunque hay muchas cosas importantes dentro de la gestión de las bodegas, hay una a la que le debemos poner una especial atención, porque es clave. ¿A cuál nos referimos? Trabajar de manera sistemática.

Quizás te estarás preguntando…. “Vale, ¿y eso qué es?”

Trabajar de manera sistemática, aunque parece complejo, realmente es algo sencillo. Significa realizar todos los días las mismas tareas, una detrás de otra, y sólo cuando conseguimos lo que nos habíamos propuesto pasamos a la siguiente fase. Y así todos los días, todas las semanas, todos los meses… Tú vives de manera sistemática. ¿Lo sabías? Nuestro cerebro funciona por rutinas, y la rutina no es más que eso: sistemática.

¿Qué podemos hacer en el día a día para conseguir el objetivo que nos ocupa? (Producir vino, vender mi vino, en resumen, hacer clientes…)

Nosotros te matizamos 5 estrategias que puedes llevar a cabo en la gestión de una bodega y que te las vamos a contar de menos a más efectiva.

  1. Estrategia de hacer eventos promocionales. Dentro de esta estrategia hay muchas tácticas: crear una jornada de puertas abiertas en tu bodega, presentaciones de tus vinos, degustaciones, sorteos… Es algo más efectiva que la anterior y al igual que la publicidad nos da visibilidad.
  2. Estrategia de crear contenido tanto online como offline. Existen nuevamente multitud de tácticas dentro de esta estrategia, por ejemplo, escribir un libro sobre tu bodega, crear contenido para un blog que aporte valor a tus clientes, vídeos online, escribir artículos… Esta estrategia empieza a ser importante porque crear contenido potencia nuestra marca personal y empieza a otorgarnos credibilidad.
  3. Estrategia de impartir charlas o seminarios sobre tu bodega y vinos. El hecho de presentarte delante de ciertas personas para presentar tu bodega, tus vinos , como trabajáis o como lleváis a cabo la gestión de tu bodega, hace que al igual que en la estrategia anterior tu marca personal se vea potenciada y tu credibilidad disparada.
  4. Estrategia es hacer networking y tener un sistema de referencias. Me refiero con esto a conocer a cuanta más gente mejor dentro del sector y a hacer que otros te recomienden,para que tú les puedas ofrecer tus vinos o visitas a tu bodega. Esta estrategia ya es muy importante porque nos da divulgación. Las personas con el networking saben concretamente a qué nos dedicamos y qué problema podemos resolver.
  5. Estrategia más importante es el contacto personal con tu cliente o proveedor y dentro de esta estrategia estaría la venta directa, telefónica… Al igual que la anterior nos da divulgación.

Observa que las estrategias arriba citadas van de menor a mayor efectividad y curiosamente son más efectivas cuanto más contacto se tiene con el potencial cliente.

A mayor relación por tanto más probabilidad de venta.

Trabajar de manera sistemática

Trabajar de manera sistemática consiste en poner por escrito qué pasos vas a dar para llevar a cabo la gestión de tu bodega cada día, con el objetivo de conseguir la venta. Y esto es tremendamente importante, fundamental e imprescindible si quieres hacer más ventas día a día. El sistema de prospección es el mapa.

Te pongo un ejemplo:

 ¿Te imaginas ir de Madrid a Londres sin mapa y sin móvil? Saldrías, cogerías la primera carretera y… ¡Buena suerte! Podrías estar semanas o meses hasta llegar a Londres, sólo guiándote por tu intuición. Sin embargo, cuando tienes un mapa sabes exactamente qué pasos concretos tienes que dar para alcanzar tu objetivo. Debes tener en cuenta que no aprendemos a conducir en una semana ni podemos llegar a Londres conduciendo en pocas horas.

Poner en práctica un sistema de prospección exitoso (tu fórmula del éxito) requiere tiempo, equivocarse, desechar las acciones que no nos llevan a ninguna parte e ir incorporando otras que nos acercan a nuestro destino (nuestro objetivo).

Trabajar de manera sistemática es clave. La razón es que trabajar de manera sistemática en tu bodega te obligará a poner el foco en el único espacio temporal que puedes controlar: el presente. No puedes controlar el pasado (ya pasó), ni el futuro (quién sabe lo que sucederá), pero sí puedes controlar “el ahora”. Tú decides lo que haces ahora con tu vida y tu negocio.

Imagínate a Michael Phelps. Gana muchas medallas cada olimpiada, pero ¿te crees que está pensando en el futuro todo el día? No. Tiene un objetivo: ganar el oro, pero el futuro no lo puede controlar, sólo puede controlar el presente así que decide actuar día a día, de manera sistemática. Así que decide levantarse cada día a las 7.00 y desayuna. A las 8.00 está en el gimnasio donde entrena una hora. A las 9.00 tentempié y a las 9.15 hace dos horas de piscina. A las 11.00 tentempié. Luego un masaje, gimnasio y come… Y así cada día, de lunes a domingo. Michael Phelps actúa de manera sistemática y sabe que su sistema le da, después de cuatro años, ni más ni menos que nueve medallas de oro. Es su fórmula del éxito.

Él sabe lo que tiene que hacer hoy para conseguir el resultado que quiere mañana. De ahí la importancia de que tú trabajes día tras día de manera sistemática construyendo tu propia fórmula del éxito.

Para ello, primero tienes que hacer un listado de todos los elementos que necesitas para poner en práctica tu sistema. Por ejemplo, pensemos, queremos hacer clientes. ¿Qué materiales necesitamos o qué necesitamos para hacer clientes? Algo fundamental es tener un software para bodegas como Ibodegas, dónde podrás sistematizar y controlar todo tu trabajo.

Si no sabes por dónde empezar, empieza por controlar la trazabilidad de tu bodega desde el campo hasta la venta, teniendo todo el control. Con IBODEGAS tienes durante este mes un 30% de dto. Escríbenos sin compromiso y te atenderemos.

Con motivo del COVID-19 estamos haciendo una campaña de apoyo al sector.
Los 50 primeros clientes disfrutarán de una oferta del 30% de descuento para adquirir nuestro software de gestión de bodegas.

Deja un comentario